jueves, 18 de mayo de 2017

CONFESIONES DE UN AMIGO IMAGINARIO - Michelle Cuevas









Título: Confesiones de un amigo imaginario
Autor: Michelle Cuevas
Editorial: Puck
Páginas: 176






¿Quién dice que los amigos imaginarios no existen? Jacques y Fleur Papier no solo son hermanos gemelos; también son los mejores amigos del mundo. Lo comparten todo: literas, baños, helados, secretos, ronquidos. Están tan unidos que una vez llegaron a compartir –preparaos- un chicle. Tan unidos que Fleur sabe lo que piensa Jacques incluso antes que él. Por eso, cuando Jacques se entera de que Fleur le ha ocultado un secreto gigante, un secreto monumental, el secreto más alucinante del mundo, no se lo puede creer: ¡Fleur tiene un amigo imaginario! Imaginaos cómo se quedará cuando Jacques empiece a atar cabos y descubra que ese amigo imaginario es... él mismo. Un momento… ¿qué? ¿Que Jacques es imaginario?¿Intangible? ¿Invisible? ¡Llamad a los bomberos, al hospital, a la policía! ¡Jacques está a punto de sufrir un ataque al corazón! (Si acaso los seres imaginarios tienen corazón.) 

Aunque Fleur sea la mejor hermana del mundo, Jacques no quiere ser un hermano imaginario. Quiere ser libre. Y está a punto de emprender un sorprendente, conmovedor y divertido viaje para descubrir quién es… y adónde pertenece.






Conocí este libro gracias a Laia Soler, que lo presentó allá por octubre del año pasado en la Andalucía Reader Con, y su sinopsis me conquistó. Así que cuando lo vi entre las novedades de abril, no pude resistirme y lo solicité a la editorial, que amablemente me lo cedió. Muchas gracias a Urano por el ejemplar. 

Confesiones de un amigo imaginario nos cuenta la historia de Jacques Papier, un niño que vive feliz con su hermana Fleur, con la que idea nuevos mundos, aventuras y recuerdos. Es cierto que el resto del mundo no le hace caso pero eso no le importa demasiado… hasta que descubre la razón por la que es ignorado: Jacques es un amigo imaginario. Y lo descubre así, de pronto, sin anestesia. Como comprenderéis la crisis existencial a la que se enfrenta el personaje es enorme, pero afortunadamente Jacques se repone pronto y decide buscar su libertad. 

Sin embargo esto no será nada fácil, sino que se encontrará con muchos obstáculos que debe enfrentar, pero no estará solo. Afortunadamente contará con un divertido grupo de apoyo para amigos imaginarios, que le irá guiando en esta nueva aventura. 

¿Pero es eso lo que de verdad quiere? Como el personaje descubrirá, a menudo no apreciamos lo que tenemos, y recuperarlo no es nada fácil.


“Imaginario o no, sólo soy tan invisible como me sienta”



Confesiones de un amigo imaginario es una historia llena de ternura e inocencia, pero con importantes moralejas, que ha logrado conquistarme por completo. El hecho de que esté narrado por Jacques es un punto muy a su favor porque permite ponernos por completo en la piel del personaje, y conocer de primera mano los detalles de la sociedad imaginaria: sus funciones, su jerarquía y su valor. 

La pluma de la autora es muy ágil, con un vocabulario apto para todas las edades, utiliza un lenguaje coloquial y propio de la edad que se supone que tiene el personaje pero sin resultar excesivamente infantil. Además la edición incluye dibujos en las hojas, lo cual permite que podamos ver mejor plasmadas los personajes que se van describiendo en la historia.



“¿Te has fijado en que los ojos de las personas brillan más cuando hablan de algo que aman? Así se iluminaban los ojos de Fleur cuando le hablaba a alguien de mí”



Jacques es un personaje entrañable, que va evolucionando mucho a lo largo del libro, y que va descubriendo quién es en realidad. Pasa de ser un niño perdido a un hada madrina, entendiendo la importancia que tiene un amigo imaginario y descubriendo que todas las personas, incluso él mismo, son especiales. Fleur, por otro lado, es una niña muy dulce que quiere a Jacques como a un hermano y por eso apenas puede concebir que él sea una invención suya, porque entonces todo lo demás no puede ser real. Me ha gustado mucho el personaje, pese a su edad siente con una intensidad enorme y consigue que le tomes cariño enseguida. 

Es una novela entretenida, que engancha desde el principio y no puedes soltar hasta terminarla, un libro que aunque esté recomendado para niños, puedes disfrutar tengas la edad que tengas, y que constantemente te saca una sonrisa.  De hecho creo que algunos mensajes que hay detrás de la trama, preguntas como ¿quién soy? ¿cuál es mi función en el mundo? - la crisis existencial del personaje- quizás puedan pasar desapercibidos para los más pequeños, por lo que es una historia cuya lectura cambia conforme a la edad del lector y es algo que suelo apreciar bastante en las historias.

En definifitiva, Confesiones de un amigo imaginario es un libro que nos permite conectar con nuestro niño interior, que te llena de optimismo y con el que empatizas enseguida. Una historia cuyo final incluso logró sacarme un par de lágrimas y que os recomiendo muchísimo.



4 comentarios:

  1. Holaa, parece una historia muy bonita y que en alguna ocasión leeré , pero con los exámenes finales no necesito más lágrimas jaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Holaa :)

    Desde luego parece una historia muy bonita, y bien sabes que a mi me llamo en el mismo momento que a ti. Espero poder hacerme con ella muy pronto.

    Besos<3

    ResponderEliminar
  3. Hola, es uno de los libros que tengo pendientes desde que lo ví y es que su historia me llamo demasiado la atención me encanta este tipo de historias que nos dejan tantas sensaciones me ha interesado la reseña, muy pronto lo leere, me quedo por aquí, un saludo

    Te sigo ya, desde;

    http://irresistibleleer.blogspot.mx

    ResponderEliminar
  4. Hola Gemela!
    Mi niño interior, yo que soy como Peter Pan *.*
    Sin duda debo leer este libro!
    Muy buena reseña, muy completa y clara
    ¡un besazo!

    ResponderEliminar