domingo, 14 de mayo de 2017

CORALINE - Neil Gaiman









Título: Coraline
Autor: Neil Gaiman
Editorial: Salamandra
Páginas: 160




Al día siguiente de mudarse de casa, Coraline explora las catorce puertas de su nuevo hogar. Trece se pueden abrir con normalidad, pero la decimocuarta está cerrada y tapiada. Cuando por fin consigue abrirla, Coraline se encuentra con un pasadizo secreto que la conduce a otra casa tan parecida a la suya que resulta escalofriante. Sin embargo, hay ciertas diferencias que llaman su atención: la comida es más rica, los juguetes son tan desconocidos como maravillosos y, sobre todo, hay otra madre y otro padre que quieren que Coraline se quede con ellos, se convierta en su hija y no se marche nunca. Pronto Coraline se da cuenta de que, tras los espejos, hay otros niños que han caído en la trampa. Son como almas perdidas, y ahora ella es su única esperanza de salvación. Pero para rescatarlos tendrá también que recuperar a sus verdaderos padres, y cumplir así el desafío que le permitirá volver a su vida anterior.





Siempre había querido leer algo de Neil Gaiman pero por unos motivos u otros nunca me ponía a ello. Por eso, cuando en el evento que organizó Amazon de intercambio de libros en Sevilla, vi Coraline en una de las estanterías, no pude resistirme y me lo llevé a casa. Es cierto que ya había visto la película, por lo que tenía algo de miedo de que no me llegase a enganchar al conocer ya la historia, pero afortunadamente no pasó.  La pluma del autor conquista desde el principio, los personajes están muy bien construidos y la historia está impregnada de cierta oscuridad que la hace fascinante.

Coraline es una niña inquieta que se muda a una nueva casa, lejos de su antiguo hogar y de sus amigos. Así  Coraline se aburre enormemente, pues lo que más le apasiona es explorar y el tiempo no se lo permite. Todo esto se acentúa con el hecho de que sus padres están demasiado centrados en el trabajo y no pueden hacerle caso, por lo que contará con la única compañía de sus raros vecinos: un domador de ratas y unas ancianas, antiguas actrices de teatro.

Pero… ¿y esa puerta que aparentemente no da a ninguna parte? Será la solución a sus problemas, pues encontrará al otro lado a unos padres deseosos de proporcionarle cariño, un gato parlanchín, y un mundo que ofrece grandes dosis de diversión.  Parece un sueño, pero pronto verá que no es oro todo lo que reluce, y que su otra madre tiene planes oscuros para ella.

Coraline, es una historia que parte de los temores más profundos de la infancia: ¿y si mis padres ya no me quieren? ¿y si me han abandonado? Pero desde una perspectiva con altas dosis de fantasía y llena de metáforas. Es un libro bastante complejo para ser una historia infantil y que creo que cambia con cada lectura que hagas, y eso es algo que aprecio mucho en un cuento. El simbolismo es también clave en esta novela. 

El lenguaje es sencillo, y la narración muy fluida, en cuanto a las descripciones son las justas y necesarias, contribuyen a que te sumerjas en la historia pero sin excederse para evitar que un niño se aburra. 

Si es cierto que la historia  a veces peca de predecible, pero creo que la clave en ella no es la historia en sí sino lo que representa, la esencia misma del libro. Y que además tiene múltiples interpretaciones. Desde ya me declaro fan del autor y estoy deseando leer algo más de él.

En cuanto a los personajes, Coraline no es un personaje que caiga simpático: es impaciente e infantil pero poco a poco va madurando y haciéndose responsable de sus actos. Los padres tampoco me han caído bien, están tan obsesionados con el trabajo que no pueden ver lo que sucede ante sus narices y no prestan atención a su hija. Entiendo que estén ocupados pero no puedo concebir que lo hagan hasta ese punto. La Otra Madre ha sido de mis preferidos, pese a que  por razones obvias no pueda gustarme, creo que es el personaje mejor construido y con más matices.

Gaiman crea un universo sumamente completo en el que juega con sus personajes de forma magistral. Además la atmósfera conseguida es espectacular, confieso que hubo varias escenas que lograron darme miedo, y lo de los botones en los ojos – como podéis ver en la portada- es un factor que incluso en la película, me pareció bastante inquietante. Vamos, que no os recomiendo leerlo de noche.

Las ilustraciones que incorpora la edición que compré y cómo se juega con las propias palabras a nivel visual, para destacar lo que interesa resaltar, son elementos que añaden riqueza a la lectura.

En definitiva, Coraline es una historia profunda, abordada desde un lenguaje sencillo y que engancha de principio a fin. Una novela que entretiene y fascina por igual y con una pluma impecable.


2 comentarios:

  1. Hola!
    Yo también vi la película y también me asusté en algunas partes!! Simplemente por esas escenas pensé que no era la mejor película infantil. No tenía ni idea de la existencia del libro y me alegra que hayas podido encontrarlo en el evento de Amazon :)
    Espero que puedas leer más cosas del autor ya que te gustó, yo por mi parte no creo que vaya a leer este libro pero me gustó tu reseña :)
    Saludos desde Adictos a la lectura !!

    ResponderEliminar
  2. Holaaa!! Yo recuerdo cuando salió la película, me encantó. A mi hermana y mi prima le daba muchísimo miedo, quizás porque eran muy pequeñas, pero tuvieron pesadillas con los botones que se les cosían y todo.
    Un beso.

    ResponderEliminar